Sobre Manos Amigas

Visión

Ser la fundación líder en Guatemala para la prevención, el tratamiento integral y la educación del linfedema.

Misión

Ayudar a mejorar la calidad de vida de los sobrevivientes de cáncer y personas que padecen de Linfedema.

Educar y concientizar a todas las personas sobrevivientes de cáncer que pueden desarrollar el linfedema, ya que la clave para controlar esta condición es la educación y prevención.

Nuestra Fundadora

"Soy  sobreviviente de cáncer de seno desde hace 8 años; de la experiencia más difícil y dolorosa nace mi gran bendición que ahora es mi propósito de vida..."

 

"Desarrollé linfedema en la primera radioterapia, una enfermedad provocada como efecto secundario a los tratamientos contra el cáncer: mastectomía, vaciamiento ganglionar, y radioterapia.  El brazo del área afectada se hincha,  hay una sensación de pesadez y hormigueo, es una enfermedad progresiva y no tiene cura, pero con el tratamiento adecuado se puede mejorar la calidad de vida.

Con base a esta experiencia,  enfoqué mis esfuerzos para estudiar y certificarme como terapeuta en linfedema, y así  impulsar la creación de la Fundación Guatemalteca para Linfedema Manos Amigas desde hace 4 años.

He aprendido que Dios siempre ha sido mi fortaleza para salir adelante;  que el miedo paraliza pero la fe mueve montañas; que la depresión con la enfermedad no es una buena combinación, que los pensamientos malos y destructivos hay que cambiarlos en los primeros tres minutos por pensamientos positivos, música, risa, oración o lindos recuerdos, para que se apoderen de nuestra voluntad.

Aprendí también que el amor y apoyo de la familia y amigos es uno de los pilares de nuestra recuperación.  Además que nuestra mente es muy poderosa, y así como nos atormenta también es capaz de ayudarnos a sanar, pero eso dependerá de nostras decidir cómo queremos pasar nuestro día.

Toda experiencia difícil nos ayuda a crecer, nos hace fuertes, más humana,  y humilde si aprendemos  a escuchar la voz de Dios, y si luego tenemos una experiencia buena la agradeceremos y la disfrutaremos el doble.  Sin olvidar que la solidaridad será importante practicarla como retribución a todo lo recibido."

Mónica de Berreondo